Gastronomía y turismo en el Madrid más castizo

Hace unos días parte del equipo de Catando Emociones nos desplazamos a Madrid, a visitar un par de lugares que despertaban nuestra curiosidad culinaria.

La primera parada de este viaje no podía ser otro que el afamado Mercado San Miguel, situado junto a la plaza Mayor en el Madrid más castizo, un entorno gastronómico e histórico visita obligada para cualquier turista que visite la capital.

Gastronomía en el Mercado de San MiguelLo conocíamos por los numerosos reportajes de televisión e incluso como escenario de uno de los programas de la primera edición de Top Chef, pero una vez allí la realidad es que te trasladas dentro del entorno arquitectónico del mercado y olvidas que estás en una de las zonas madrileñas más transitadas.

Como toda visita preparada, llevábamos apuntes de los puestos que nos íbamos a encontrar en nuestra visita, aunque dependíamos de la afluencia de gente ese día, que como se puede apreciar en la fotografía anterior era la suficiente como para sentirnos a gusto visitando cada uno de los puestos.

Comenzamos visitando la vermutería, en la que nos sentimos como en casa comprobando que uno de los productos de nuestra tierra está presente, el vermú de Bodegas Martínez Lacuesta era uno de los atractivos de aquel puesto, pero obviamente ya nos lo conocemos «al dedillo» tras las catas que hemos organizado del producto de mano de Luis Martínez Lacuesta, por lo que nos decantamos por otras opciones.

Y es que el vermú está de moda, atrás quedó la expresión de quedamos al vermú y ninguno de los comensales toma dicha bebida, ahora el vermú es tendencia y una de las bebidas que las bodegas están recuperando.

 

Vermutería Mercado San Miguel 
Vermutería Mercado San Miguel 

Degustamos las conocidas mini hamburguesas de Hamburguesa Nostra lo más gourmet para el paladar, eso sí tanto como escaso… uno de los puntos negativos de esta visita. Aunque es cierto que valoramos como un comercio como una carnicería puede dar la vuelta a la tortilla y crear un entorno gastronómico lleno de experiencias para los clientes sin dejar de prestar atención a la esencia de su negocio.

Catando-Emociones-Gastronomía-Mercado-SM_03

Y para finalizar descubrimos en un pequeño rincón de la plaza la Fattoria Bianca Italia cuyo slogan nos sorprende. «El queso que sabe a beso» donde degustamos tapas de mozarella y burrata fresca.

Queso, Madrid, Gastronomía 
Queso, Madrid, Gastronomía 

Desde luego ya estamos planeando nuestra próxima visita a Madrid, y seguro que repetimos para seguir probando sorpresas culinarias en el Mercado San Miguel, como estos curiosos erizos de mar o los cacahuetes de wasabi.

Erizos de Mar Mercado San Miguel 
Wasabi Mercado San Miguel 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*